1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

Cómo cuidar la piel de bebé

No hay nada más delicioso que la piel de un bebé. Suavecita, sana y con un maravilloso olor imposible de describir, es el ejemplo perfecto de la belleza y frescura de una nueva vida. Mantenerla así no es difícil, pero a veces los bebés pueden presentar pequeños problemas en la piel.

Existe una irritación de las glándulas que producen la grasita en la piel. Durante los nueve meses de gestación, tu bebé está expuesto a tus niveles hormonales y estas hormonas siguen presentes en un recién nacido, causando una sobreestimulación en las glándulas sebáceas. Aunque no se ve bonito, es común y no tienes nada de que alarmarte ya que no tiene nada de ver con la higiene de tu bebé, los doctores la llaman Dermatitis Seborréica y no es otra cosa que las escamitas de grasa que tienen muchos bebés en sus primeros meses de vida en el cuero cabelludo, comúnmente llamada Costra de la Leche.

Aunque estas escamitas se irán cayendo con el tiempo, a continuación te brindamos algunos tips para mejorar este problema:

Después de lavarle el pelo, masajea suavemente su cuero cabelludo con un poco de aceite mineral o aceite de bebé, péinalo con un peine muy fino o con un cepillo de dientes suave. Éstos simples pasos ayudarán a remover las escamitas sueltas. Si su cabecita se pone roja, irritada, o las escamas se extienden a la cara o cuello, será mejor que llames al doctor.

Existe también otro tipo de irritación que normalmente es causado por mamás o papás bien intencionados que tapan demasiado a sus bebés aunque realmente le puede suceder a cualquier bebé expuesto a un clima húmedo o caliente. El sobrecalentamiento de la piel tapa las glándulas del sudor y aparecen una especia de pequeños granitos rojos, llamado salpullido.

¿Qué hacer?

  • No cubras demasiado a tu bebé. Un bebé debe ser vestido tan ligero como un adulto y normalmente está cómodo a la misma temperatura que nosotros.
  • Báñalo en agua tibia y aplícale un poco de fécula de maíz en su piel.
  • Mantén su piel fresca y seca, especialmente en la zona del pañal.

Por último, la irritación de las pompas es la más común de todas. Ésta es la reacción de la piel a los irritantes de la orina y evacuaciones del bebé. La mejor manera de prevenirla es revisándole el pañal frecuentemente y asegurándote que su piel esté limpia y seca.

Comments on this entry are closed.