1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

Desarrollo del niño

Se considera como desarrollo a los cambios que ocurren con el tiempo en la estructura física, en el comportamiento, las actitudes y el pensamiento de una persona, en los que intervienen factores biológicos y ambientales. Estos cambios son progresivos y acumulativos dando por resultado una integración del individuo. Así, el conocer e identificar parámetros generales que se esperan del desarrol.

 

Edad 0-4 meses: El bebé empieza a reconocer a su madre a través del olfato y la voz. Se comunica a través del llanto y emite vocalizaciones. Es capaz de mantener firme la cabeza durante unos segundos y la levanta cuando está boca abajo. El patrón de sueño se va iniciando al segundo mes. El contacto físico y las caricias son agradables. Sonríe a personas conocidas.

Edad 4-8 meses: Es capaz de mantenerse sentado con apoyo, descubre sus pies y manos, puede alcanzar objetos al acercarse a ellos. Sonríe y se ríe estableciendo más contacto con los padres y personas con las que está familiarizados. Al dormir se arrulla de manera muy selectiva. Reconoce objetos a través de la boca. Balbucea y tiende a imitar sonidos, siendo esto una forma de juego.

Edad 8-12 meses: Es capaz de sentarse solo una vez que se les coloca en una posición, puede sostenerse en pie y empieza a gatear, dando también pequeños pasos con ayuda. Algunos niños empiezan a caminar antes del año de edad. Juguetea con objetos con las manos y puede sostenerlos. Ante extraños puede presentar cierta inquietud, mostrándose temeroso. Utiliza gestos y señas para expresarse y también empieza a emitir sílabas.

Edad 12-18 meses: Es capaz de caminar, subir y bajar escaleras, con o sin ayuda. Se desplaza de forma independiente, explorando su medio. Ha adquirido la maniobra de pinza, donde es capaz de tomar cabello, insectos, pasto; puede encender aparatos, abre y cierra puertas, etc. Hace columnas o apila objetos. Coopera al vestirlo y usa algunos utensilios para comer. Inicia el lenguaje con palabras sencillas.

Edad 18-24 meses: Corre sin caerse, aunque su marcha aún no es firme y su cuerpo se inclina a los lados, patea la pelota y brinca en su lugar. Extiende ambas manos para alcanzar objetos. Hace garabatos con un lápiz, le gusta hojear libros. Come solo y puede quitarse la ropa. Usa frases para pedir cosas, sabe el nombre y reconoce partes de su cuerpo. Identifica señales de sus esfínteres.

Edad 2-3 años: Tiene mayor coordinación al caminar o correr, alcanza objetos con una mano, puede ensartar cuentas y puede atrapar pelotas. Logra el control de esfínteres, explora sus genitales. Entiende y realiza instrucciones sencillas, distingue entre uno y muchos. Empieza a manifestar preferencia entre derecha o izquierda para realizar tareas. Repite frases y usa oraciones de 4 o 6 palabras. Tiende a ser individualista en sus juegos.

Edad 3-4 años: Tiene mayor resistencia, fuerza y coordinación de movimientos y en su marcha. Puede dibujar formas sencillas y reconoce colores. Imita actividades de acuerdo a su rol psicosexual. Puede integrarse en juegos de grupo de forma cooperativa. Utiliza más palabras y construye oraciones más complejas, puede aprender canciones y rimas.

Edad 4-5 años: Camina sobre una barra manteniendo el equilibrio, salta suavemente, mantiene el equilibrio en un pie. Es capaz de vestirse, utilizando los botones y cierres, además de atarse las agujetas. Realiza trazos finos, colorea y recorta. Cuenta sus propias historias.

Edad 5-6 años: Reconoce letras, realiza razonamientos numéricos, ubica presente, pasado y futuro. Participa en concursos, juega de forma más participativa en grupo. Se baña solo. El repertorio de su lenguaje es aún más extenso. Asume y acata normas de disciplina con más responsabilidad.

Edad 6-7 años: Coordina movimientos rítmicos, si practica un deporte, sigue las reglas del mismo. Se interesa por fenómenos de la naturaleza, adquiere el proceso de lecto-escritura, puede leer la hora. Hay un dominio de su arreglo y aliño personal, aunque tiende a no importarle mucho su aspecto personal.

Edad 7-8 años: La velocidad de sus movimientos aumenta, lee por su propia iniciativa, puede ser autosuficiente en casa (como hacer su cama, levantar su plato, tomar cosas de libreros o de alacenas que no estén altos ni sean peligrosos). Puede realizar compras pequeñas y simples. Expresa verbalmente lo que piensa y siente.

Edad 8-9 años: Posee la capacidad para realizar trabajos manuales por su propia iniciativa. Memoriza la información que lee, resuelve problemas aritméticos sencillos, su pensamiento es organizado. Se responsabiliza de sus tareas y actividades escolares. Imita modas y conductas de sus amigos. Participa de forma más activa en problemas de la familia.

Edad 9-10 años: Realiza actividades motrices de mayor complejidad, organiza sus objetos personales, colecciona cosas de su interés, puede administrar su dinero, es muy sensible a la crítica social al exponer sus ideas. Se va interesando por los cambios de la pubertad y del sexo opuesto, pero tiende a negarlo.

Edad 10-11 años: Se adapta con personas de todas las edades, es flexible, posee sentido de la ética y justicia, se interesa en aspectos religiosos. Le agrada hablar de sí mismo, establece códigos secretos para comunicarse con sus amigos. Es capaz de elegir sus compromisos sociales y se esfuerza por cumplirlos. Observa con interés su cuerpo y sus cambios del crecimiento.

Edad 11-12 años: Las niñas en general han alcanzado su estatura antes de la menstruación, los varones en cambio sólo han alcanzado 80% de su estatura y menos de la mitad de su peso de adultos. Aumenta su interés sobre nuevas ideas e incrementa su sentido crítico. Imita el tipo de lenguaje y entonación de su grupo de amigos.

 

Comments on this entry are closed.