1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

Ejercicio para embarazo

El ejercicio es fundamental durante el embarazo y lo más importante es que consultes a tu ginecólogo para que juntos decidan cuál es el nivel más adecuado para ti.

La finalidad de ejercitarte durante el embarazo es lograr y mantener:

  • Buena circulación sanguínea
  • Tono muscular
  • Buena postura
  • Capacidad pulmonar

Si mantienes un programa constante de ejercicios, dormirás y te sentirás mejor. Además, estarás mejor preparada para tu labor de parto. Hacer ejercicio de forma continua y moderada, es mejor que hacer demasiado de vez en cuando con largos periodos de inactividad. Si no estás acostumbrada a ejercitar tu cuerpo, tendrás que empezar poco a poco y gradualmente aumentar el nivel de resistencia. Si contrariamente, practicas algún tipo de ejercicio de manera regular, debes continuar, aunque con moderación.

 

¿Cuál es el ejercicio adecuado para una mujer embarazada?

Te presentamos una rutina de ejercicios segura:

1. Haz calentamiento. Comienza con 5 minutos de caminata lenta, ve aumentando la velocidad durante 10 minutos y finaliza con otros 5 minutos a menor velocidad, para enfriar y estirar los músculos.

2. Lleva un control de tu ritmo cardiaco antes, durante y después del ejercicio que hagas. Tu ginecólogo te indicará el límite, el cual, por lo general, no debe sobrepasar de 140 latidos por minuto.

3. Haz estiramiento de pelvis en el suelo, te ayudará a mantener el buen tono en el área genital. Los ejercicios de pelvis pueden hacerse en todos lados y te ayudarán mucho durante tu labor de parto y recuperación.

4. Aprieta los músculos que rodean el ano y la vagina durante 20 segundos aproximadamente 25 veces durante el día.

5. Toma mucha agua antes, durante y después del ejercicio para evitar deshidratarte.

Caminar, nadar, correr y jugar tenis, son ejercicios recomendables si se hacen con moderación.

Con el embarazo tu abdomen se está expandiendo, así que debes tener cuidado con los movimientos que haces, pues no deben ser muy bruscos.

Recuerda que no está recomendado bucear durante los últimos meses de embarazo.

No continúes haciendo ejercicio si comienzas a tener problemas como vértigo, sangrado vaginal o falta de respiración. Si sucede alguno de estos problemas, consulta a tu médico. Mantener un buen programa de ejercitación antes, durante y después del embarazo, te ayudará a prepararte mejor para recibir en buena forma a tu bebé, además te permitirá recuperar más rápido el cuerpo, el peso y la condición que tenías antes.

Comments on this entry are closed.