1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

La enseñanza de un bebé a dormir

Seguramente te has preguntado en qué momento tu bebé dormirá toda la noche y tú podrás cerrar los ojos más allá de tres horas seguidas. La llegada de un bebé modifica la rutina de sueño por completo, así que debemos iniciar un nuevo equilibro en donde se sincronicen las horas de vigilia y descanso, tanto para el bebé como para los padres.

 

Toma en cuenta estos aspectos para ayudar a tu bebé a que duerma sin interrupciones:

• Tu bebé es un ser individual con necesidades, temperamento e intereses propios. Trata de identificar el tipo de llanto que emplea para que le sean cubiertas cada una de sus necesidades, por ejemplo, cuando llora por hambre, fastidio, sueño, quejido, etc.

• Dale a tu bebé la oportunidad de que experimente una forma de calmarse o tranquilizarse por sí solo y ayudarlo en caso de que no pueda. Envuelve sus piernas, cántale mientras está en la cama, usa un sonido continuo que lo tranquilice y acuéstalo de lado para evitar los sobresaltos.

• Establece una rutina de actividades en donde se marquen adecuadamente el tiempo de permanecer despierto y cuando deba ir a la cama.
Aquí encontrarás algunos tips que te ayudarán a establecer un patrón de sueño para tu bebé:

• Casi todos los bebés logran adaptarse durante las primeras tres semanas de vida, mientras que los papás pasan muchas noches en vela. Para agilizar este proceso es importante disminuir la estimulación en la noche, es decir, aliméntalo, haz que eructe, cámbialo y arrúllalo en silencio y con rapidez, pero sobre todo en total oscuridad. Durante el día trata de mantenerlo despierto y activo al menos durante 20 minutos después de cada vez que le des pecho. Puedes lograrlo ya sea cambiándolo de posición o captando su atención visual con diversos objetos.

• Establece una hora de sueño y sé constante con el horario fijado.

• La mayoría de los bebés duermen en promedio tres horas entre cada comida durante la noche (o cuatro si eres demasiado afortunada) y se alimentan cada dos o tres horas en el día.

• También ayuda tener en cuenta que las “tres horas entre comidas” se cuentan a partir de que empiezas a amamantarlo hasta el inicio de la siguiente comida. Por lo que así te llevarás una hora entre que le das de comer, lo haces que eructe y lo cambias. Esto significa que por lo menos tienes dos horas para dormir.

• Otros bebés ya duermen toda la noche a los tres o cuatro meses aunque debes estar preparado porque tu bebé por lo menos necesitará que le des de comer una vez durante la noche. Otros bebés, pese a tener esa edad, siguen necesitando la toma de las 2 de la mañana. Sin embargo, si por lo general tu bebé no tiene hambre en la noche es probable que se despierte sólo para sentir tu calor y tu compañía.

• Algo que te tranquilizará es que ya está en edad para iniciar la definición los patrones de sueño.

 

¿Qué hago si en mis brazos se queda dormido y en la cuna se despierta?

• Muchos bebés están acostumbrados a quedarse dormidos mientras están comiendo o cuando sus papás los traen en los brazos. Esto funciona muy bien durante los primeros tres meses. Pero después ya es necesario colocar al bebé en su cuna cada vez que quiera dormirse, ya que tiene que aprender a dormirse por sí mismo. Nunca lo pongas a dormir con mamila, ya que puede causarle boca de biberón.

• Una vez que se haya quedado dormido, colócalo en su cuna despacio para que no sienta algún movimiento brusco que lo despierte. Si una vez que lo acuestas se despierta, permanece a su lado hasta que se duerma, pero sólo utiliza tu voz para calmarlo. Si aun así no se queda dormido puedes cargarlo por unos minutos, pero no dejes que se quede dormido en tus brazos acuéstalo despierto en su cuna. Quizá esto lo tengas que repetir varias veces durante la noche, pero no te preocupes poco a poco se irá acostumbrando.
Si inicias esto a tiempo (a los tres meses) y dejas que tu bebé tenga un objeto de transición, aprenderá a dormir sin problema alguno en su cuna. Así, será capaz de dormirse por sí mismo cuando se despierte en la noche y no necesitará que le des pecho para quedarse dormido de nuevo.

 

Comments on this entry are closed.