1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

La figura después del embarazo

Después del embarazo, es común que nuestro cuerpo no sea el mismo de antes y la figura que algún día tuvimos parezca perdida para siempre. Recuerda que en este momento tu cuerpo se está adaptando a los cambios que sufrió durante el embarazo y el parto, y que seguirá cambiando con la lactancia.

La acumulación de grasa, cintura ancha, vientre abultado, muslos gruesos y caderas anchas son consecuencia del embarazo reciente, pero no hay porque pensar que esta condición será permanente.

 

Para recuperar tu figura después del embarazo, las dos cosas más importantes que debes cuidar son:

El peso: disminuirá durante la lactancia, pero a veces regresas al peso que tenías antes del embarazo. Por esta razón es primordial cuidar tu alimentación durante la gestación.

La grasa: irá disminuyendo con una alimentación correcta, el ejercicio y la lactancia. La grasa es lo que más se gana en el embarazo, sin embrago resulta difícil calcular cuánta grasa nos queda después del parto ya que la pesarnos sólo nos percatamos del peso ganado.

 

¿Cómo lograrlo?

La clave para deshacerte de esos kilitos de más es: Buena alimentación + Ejercicio = Peso ideal

* Una alimentación correcta y balanceada: cada mujer es diferente, por lo que lo más recomendable es no matarse de hambre y seguir una dieta especial para tus necesidades. Consulta a tu nutriól

* Aumentar la actividad física o hacer ejercicio: durante la cuarentena es recomendable comenzar a caminar y activarse poco a poco, pero después de estos días, podrás volver a hacer ejercicio como antes.

 

Mitos falsos:


Existen muchos mitos en torno a la alimentación y el ejercicio después del parto, como:

* Sólo las mamás que quieren volver a embarazarse deben vitaminarse.

Falso. Es muy importante que vuelvas a vitaminarte idependientemente de si quieres tener otro bebé o no. Los nutrientes que perdiste, como hierro y calcio, no los recuperarás al menos que te vitamines.

 

* Lo que como influye en el estado de ánimo y la nutrición de mi bebé.

Falso. Existen algunas sustancias que se absorben a través de la leche, pero influye más tu estado de ánimo. Las sustancias debes disminuir mientras amamantas son: chocolate, café, irritantes, alcohol.

 

* Después del embarazo, será más difícil bajar de peso.

Falso. Si combinas una alimentación correcta y balanceada con ejercicio, podrás recuperar tu peso e incluso bajar los kilitos que tenías de más cuando te embarazaste. Lo mejor es acercarte a tu nutriólogo.

 

* No puedo hacer ejercicio después del parto o la cesárea.

Falso. Para que la herida pueda sanar adecuadamente el ejercicio inmediato más recomendado es caminar. Después de la cuarentena, podrás comenzar con ejercicios pasivos como yoga o pilates. A los dos meses podrás practicar con toda seguridad ejercicios aeróbicos como correr, nadar, box, spinning o pesas.

 

* Mientras estoy lactando puedo reducir la ingesta de calorías dejando de comer para bajar de peso más rápido.

Falso. No lo debes hacer, ya que durante la lactancia se requieren más calorías para producir leche. Existe una regla básica que todas debemos conocer: durante el embarazo se aumentan 300 kcal más de las que ingerías antes y en la lactancia se aumentan 500 kcal.

 

* Recuperaré mi peso inmediatamente después del parto.

Falso. La composición normal del peso que se aumentamos durante el embarazo es la siguiente:

 

Feto, placenta y líquido amniótico: 4.5 kg

Útero y pechos: 1 kg

Sangre: 2 kg

Fluidos: 0.5 kg

Reservas de la madre (grasa): Hasta 4 kg

Total promedio: 12 kg

 

Menos de la mitad de este peso se conforma de diferentes sustancias y el resto son las reservas de la madre, en su mayoría grasa que se acumula en el abdomen, espalda y muslos como reserva de energía para el embarazo y lactancia. Los únicos kilos que se pierden en el parto van de 5 a 7 kg como máximo, el resto lo tendrás que bajar con ejercicio y alimentación balanceada.

 

* Puedo hacer cualquier dieta de revista y para bajar de peso.

Falso. Estos son algunos puntosque debes considerar antes de hacer una dieta. No son recomendables las dietas que:

– Prometen reducir más de un kilogramo por semana.

– Sugieren omitir por completo uno o más grupos de alimentos.

– Afirmen que no se pueden mezclar alimentos de diferentes grupos en el mismo tiempo de comida y restrinjan el horario de consumo de nutrimentos específicos.

– Requieren de suplementación de vitaminas.

– Indiquen que se puede comer todo lo que uno deseé en cantidades ilimitadas sin realizar ejercicio, siempre y cuando se consuma algún “producto dietético” en la dieta.

– Afirmen que existen alimentos “quemadores de grasa”.

– Promueven períodos de ayuno.

– Ofrecen la modificación del metabolismo “para siempre”.

 

Comments on this entry are closed.