1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

Las emociones y los bebés en útero

Las mujeres embarazadas son, sin duda, un torrente de emociones contradictorias e inesperadas. Sin embargo, este cambio aparentemente inexplicable no es gratuito y se debe a los importantes cambios hormonales por los que atraviesa el cuerpo de la mujer gestante.

Aunque las hormonas del embarazo parezcan el peor de los enemigos, es gracias a ellas que estás en constante comunicación con tu bebé. ¿Pero cómo se da esta comunicación exactamente?

Cuando tienes un pensamiento, éste genera una emoción, la cual, a su vez genera una reacción física en tu cuerpo. Es decir, tus pensamientos son captados por el cerebro, específicamente en el hipotálamo. Lo que tu hipotálamo percibe, adquiere un tono emocional y, consecuentemente, un conjunto de sensaciones físicas se desatan en todo tu cuerpo.

Las reacciones físicas desencadenadas por tus emociones, se originan en dos centros: el sistema endócrino y el sistema nervioso autónomo (SNA).

Cuando una mujer embarazada tiene muchos momentos de tensión durante la gestación, tiene también una excesiva secreción hormonal, lo que sobrecarga su SNA. Es decir, cuando una mujer vive con una emoción constante durante su embarazo, vive de igual forma con la sustancia química que genera esa emoción circulando por todo su cuerpo. Así, todas estas sustancias son captadas por el bebé en útero a través del cordón umbilical.

El vientre materno es el entorno del bebé: si este es un lugar lleno de sustancias de estrés o emociones negativas, se convierte también en un ambiente poco favorable y el bebé puede llegar a presentar problemas físicos como complicaciones gástricas, hasta problemas emocionales o intelectuales como dificultades para el aprendizaje.

A partir del sexto o séptimo mes de gestación, tu bebé tiene la capacidad de discernir tus emociones y sentir lo que tus pensamientos están generando. Lo más increíble es que también comienza a responder ante ellas. Si constantemente tienes pensamientos negativos, tu bebé lo sentirá y lo estará aprendiendo.

 

Y entonces, ¿qué pasa si una mujer está feliz y relajada durante su embarazo?

Las emociones positivas a lo largo del embarazo, permiten que el bebé se desarrolle mucho más sano. Por eso, para muchas mujeres es frustrante el hecho de saber que están sintiendo emociones que no son las adecuadas para su bebé. Es muy importante que realices un autoexamen emocional para descubrir todos los sentimientos que traes dentro. Si descubres que hay algunas emociones que no son fáciles de manejar, es recomendable que busques la ayuda de un profesional.

Recuerda que el amor y la aceptación hacia tu bebé es algo que ya lo está protegiendo. Está comprobado que esta clase de emociones positivas logran que el bebé no presente dificultades al nacer, tenga buen peso, coma y duerma mejor y tenga mayores habilidades sociales y de aprendizaje.

Comments on this entry are closed.