1001 Consejos | Dalai Group
Nombres Para Bebes header image

Mamá y profesionista

Acabas de ser mamá y sin duda quisieras pasar todo el tiempo posible con tu bebé, pero al mismo tiempo eres una profesionista con responsabilidades y retos que reclaman tiempo. Es posible que te encuentres frente a una de las decisiones más difíciles de tu vida: a cuál de las dos carreras apostar.

 

Profesionista y mamá ¿es posible?

Ser madre no significa necesariamente renunciar a la vida laboral y a tus metas profesionales. Al principio es posible que sientas que son dos roles irreconciliables: ser la mamá perfecta o la profesionista de tus sueños.

Puedes llegar a sentirte dividida y probablemente culpable por tener que llevar a tu bebé a una guardería o dejarlo encargado con alguien más para poder regresar a tu trabajo.

Por si fuera poco, existe la idea generalizada de que los niños requieren la atención de su mamá las 24 horas del día. Sin embargo, existen estudios que revelan que los niños que van a la guardería desarrollan más rápido el sentido de la responsabilidad, así como la capacidad de resolver conflictos. Además de que son más independientes ysociables que los niños que no asisten a la guardería.

Ahora, ser madre y ser profesionista son dos roles igual de importantes y no debes sentirte culpable por elegir los dos. Muchas mujeres han aprendido a combinar ambas facetas de su vida de manera responsable y exitosa, aunque no cuenten con el apoyo de su pareja y familia.

Un estudio reciente realizado a mujeres ejecutivas, líderes y directivas de todo el mundo, encontró que aproximadamente el 60% tiene hijos menores de 10 años.

 

Una decisión personal

Al final la decisión es tuya, sólo tú puedes definir tu proyecto de vida y establecer tus prioridades, y si entre ellas está disfrutar de tu maternidad, siendo a la vez una profesionista incansable, ¡adelante!

 

Para lograrlo toma en cuenta los siguientes consejos:

* Lleva a cabo un plan de organización para combinar las labores de mamá con tu agenda de trabajo. Sé realista y flexible respecto a los tiempos y las metas, además de establecer prioridades.

* Procura dedicarle a tu bebé un tiempo de calidad, ya que la cantidad de tiempo será menor debido a tu horario de trabajo. Pon toda tu mente y tu corazón en los momentos que compartas con tu bebé y no te distraigas con los pendientes o problemas de trabajo.

* Trata de ser menos exigente y severa contigo misma por no disponer del tiempo que tenías antes para lograr tus objetivos profesionales. La maternidad es un compromiso que implica una enorme responsabilidad y el simple hecho de combinar ambos roles es un gran logro.

La responsabilidad de ser padres debe ser equitativa, por lo cual tu pareja y tú deben compartir los cuidados del bebé. Si es necesario que lleven al bebé a una guardería, deben elegir juntos la mejor alternativa para su desarrollo.

* Si no cuentas con apoyo en las labores domésticas, procura hacer un fondo de ahorro para pagar un servicio doméstico frecuente, el cual te permita dedicarle más tiempo a tu bebé.

* No te olvides de ti. Reserva unos minutos del día para relajarte y descansar, leer un buen libro, escuchar la música que te gusta, cerrar los ojos y concentrarte en tu respiración, ver un rato la televisión o realizar cualquier otra actividad que te relaje y te divierta.

 

Maternidad y profesión pueden ir de la mano, en la medida que aprendas a combinar responsabilidad, planeación y tolerancia. El secreto es encontrar el equilibrio.

 

Comments on this entry are closed.